Prótesis

La prótesis dental, fija o removible, es la opción disponible para sustituir  los dientes parcial o la totalidad de la dentadura, que se pierden con el tiempo como consecuencia de la degeneración y atrofia de la estructura ósea que los sostiene, de la enfermedad periodontal o por traumatismos.

La prótesis dental fija o definitiva se realiza mediante la colocación previa de implantes que se fijan al hueso maxilar y sobre los que posteriormente se atornilla o fija la nueva dentadura, recuperando toda la funcionalidad de una dentadura normal.

No obstante, lo más frecuente, especialmente en personas de edad avanzada, es que se utilicen con este fin prótesis removibles, las conocidas como dentaduras postizas, que durante el día permiten devolver la normalidad a una boca sin dientes en las funciones de masticación, estética y habla; y que por la noche se extraen de la boca para facilitar su limpieza.

 Prótesis dentales| CD Europeas

La utilización de las prótesis removibles requieren un periodo de adaptación a la misma por parte del paciente, además de educarle en la asunción de la responsabilidad en su cuidado y limpieza diaria. Durante el periodo de acostumbramiento el odontólogo realizará las adaptaciones y correcciones que sean necesarias.

La prótesis dental removible se debe limpiar al menos una vez al día, si se utiliza adhesivo para fijarla a la encía, o después de cada comida. Para su limpieza hay que cepillarla para evitar la formación de sarro y las manchas que causan ciertos alimentos. Las partes más inaccesibles para el cepillo requieren sumergir la dentadura postiza en una solución limpiadora. No es conveniente dormir con ella, ya que los tejidos de apoyo necesitan descansar del esfuerzo realizado durante el día.

Leave a Reply